El Taoísmo es la raíz de la cultura propia de China, ha estado presente en su historia y en sus costumbres por más de cinco mil años, siendo así una de las culturas más antiguas del mundo.

El Taoísmo tiene fe en el Tao, al que considera ser el origen del
Universo y el creador de todos los seres incluyendo la humanidad.

Las personas pueden por medio de la práctica taoísta unir el Tao y la Vida para obtener una vida feliz, sana y larga. Además se puede llegar al estado de inmortalidad y resolver así el gran acontecimiento de la Vida y de la muerte.

El contenido del Taoísmo siempre se ha ido trasmitiendo generación tras generación por parte de maestro a discípulo. Cuando una persona reúne las condiciones de discípulo en el Taoísmo, se denomina taoísta.

El Taoísmo en su contenido sobre la concepción del Universo y la concepción de la Vida, incluye una filosofía y una praxis; ambas van siempre unidas, y se produjeron a partir de la experiencia. La conciencia se originó desde la práctica.

El Taoísmo siempre ha tomado en cuenta la realidad, la vida y el conocimiento, constituyéndose estas en sus características esenciales.

La esencia del Taoísmo no está en su forma sino en su contenido, ya que la forma del Taoísmo ha ido sufriendo siempre cambios en cada época y en cada lugar, pero su contenido tradicional siempre se ha mantenido y continúa desarrollándose.

 

EL PESAMIENTO TAOÍSTA

El contenido taoísta incluye una filosofía y una praxis sobre la

concepción del Universo y de la Vida. Con la práctica taoísta, las personas pueden unir el Tao y la Vida para obtener una vida feliz, sana y larga. Además se puede llegar al estado de inmortalidad y resolver así el gran acontecimiento de la Vida y de la muerte.

El Taoísmo toma en cuenta simultáneamente el cultivo del espíritu y la práctica corporal; este sistema se llama Xiu Lian. El Xiu Lian no está contrapuesto a la vida cotidiana. El Taoísmo aplicado para alcanzar la longevidad, no prohíbe el deseo, sino que enseña a purificar el corazón y a moderar el deseo, pudiéndose conservar la salud y prolongar la vida; lográndose así el equilibrio y a la armonía; el incremento del desarrollo personal y la mejora del trato social. En nuestra era, es un camino seguro para la paz y la felicidad de la humanidad.

El Tao Te King y el Taoísmo siempre orientan al hombre a prestar atención a la vida, como por ejemplo, volver a la naturaleza y proteger el medio ambiente. En el mundo actual, por el solo hecho de recurrir a la naturaleza del espíritu taoísta, se pueden resolver los más importantes eventos que le pueden ocurrir al hombre, como lo son la enfermedad, la muerte y aun hasta. . . la eternidad.

LA CONCEPCIÓN TAOÍSTA DEL UNIVERSO

El Tao se puede explicar, pero la palabra no puede sustituir al Tao eterno; el nombre se puede pronunciar, pero no corresponde a la realidad del Tao. No-ser, es el principio del Cielo y la Tierra; el Ser, es la madre de los diez mil seres del Universo. Cuando se consigue el estado de No-Ser se puede observar la Maravilla del Tao; cuando se obtiene el estado del Ser se puede observar el Dominio del Tao. No-Ser y el Ser provienen de la misma fuente, pero han tenido diferentes nombres; el origen del No-Ser y el Ser se llama Profundidad. Más allá de la Profundidad se hallará a la puerta del Tao, que es toda la Maravilla del Universo.

— Lao Tse, Tao Te King, Capítulo I

Yo no sé de dónde viene el Tao pero sí sé que es anterior a Dios.

— Lao Tse Tao Te King, Capítulo IV

Existe un ser completo, nacido antes del Cielo y la Tierra. Es silencioso e ilimitado, único e inmutable, está dando un movimiento giratorio e incansable; puede que haya sido la Madre del Universo. No sé su nombre, lo denomino Tao; y, a falta de mejor palabra, lo llamo Grande. Siendo grande, fluye como desaparecido y habiendo llegado lejos, puede retornar. Por ello, el Tao es grande, el Cielo es grande, la Tierra es grande y el Hombre también es grande. Así, el Hombre es uno de los cuatro grandes del Cosmos. El Hombre se rige por la ley de la Tierra, la Tierra se rige por la ley del Cielo, el Cielo se rige por la ley del Tao y el Tao se rige por la ley de la Naturaleza.

— Lao Tse, Tao Te King, Capítulo XXV

(Lao Tse, fundador del Taoísmo religioso, vivió aproximadamente seis siglos antes de la Era Cristiana. Su escrito, el Tao Te King, es el primer libro sagrado del Taoísmo y ha sido el segundo libro más publicado en el mundo después de la Biblia).

————— Traducido por el maestro Tian en diciembre del año 2003, con motivo de la invitación a la exhibición Encuentro de Culturas, en la ciudad VITORIA-GASTEIZ y ha sido la primera vez que se ha publicado un escrito del Taoísmo en esta ciudad.